¿Acabas d adquirir tu televisión de plasma pero no sabes dónde colocarla? Seguramente el mejor ángulo que has encontrado se encuentra en la pared. No te preocupes te ayudamos a que lo hagas tú mismo y no tengas que gastar mucho dinero.

Compra un soporte de pared con un comerciantes confiable. Puedes contar un pedazo de cartón con las dimensiones del televisor para saber cómo se verá y cuánto espacio vas necesitar. Piensa mucho que hacer con los cables que ocuparás ya que puede incrementarse el dinero si es que vas ocultarlos tras una pared.

Si vas a montar una superficie irregular, puedes usar un poco madera para que haga plana la superficie donde vas instalar tu televisor.

Ahora lo más importante es contar con los tornillos que serán el soporte de tu plasma. Revisa bien que el centro del barrote del soporte este muy bien nivelado y a la altura que realmente deseas. Usa un nivel de carpintero y marca con un lápiz la altura en el que lo vas a montar.

Usa tornillos grandes. Prueba con tornillos de No. 14 x 1.5 pulgadas. Para los tornillos No. 14, taladra un hoyo de prueba de 13/64" de diámetro primero. Estos tornillos tienen que ser de la mejor calidad, encuentra los mejores en Tornillos Ken Kar.

Una vez que seguiste estos pasos fija los tornillos con un taladro y cuelga el televisor en el soporte. Por lo general, se trata de fijar los soportes de goma/plástico en la parte posterior del TV, colocándolos a través de los agujeros en la montura, y dejar que se asienten en su lugar.

Y ahora sólo queda disfrutar de una buena película.